“El que busca, siempre encuentra” por Ricardo Figueroa

Con un mar totalmente favorable, nos dirigimos a playas que se encuentran ubicadas al sur de Arica, en la búsqueda de lenguados y corvinas, las condiciones eran ideales, una altura de ola de 1.3 metros y un viento que nos permitía a la perfección lanzar y trabajar nuestros señuelos, la pleamar era a las 08:00 am mientras que la bajamar seria a las 4:00 pm.

07:00 am – Comienza la jornada de pesca, lamentablemente el pique se dio de forma bien escasa, contrario a lo que todos pensamos, buscando, descubrimos una pequeña playa con un gran cantil en la orilla, pero bastante accidentado, lleno de rocas y huiros que hacían mucho mas difícil la jornada, comencé buscando algún esquivo lenguado con un señuelo Duo tide minnow flyer que me diera la profundidad exacta, el punto era trabajar el señuelo a media agua a fin de evitar las rocas y huiros, se dieron algunos piques de pequeños lenguados.

Conforme avanzaba la jornada, con un poco mas de confianza y habiendo estudiado el pozo donde nos encontrábamos, decido cambiar mi señuelo a la siempre confiable y titular Duo Realis 120 SP “Mazume Sardine”, el pique no se hizo esperar, unos cuantos tiros se cuelga un bonito lenguado.

11:00 am – Comenzaba a hacerse notar el cambio de mareas, los pozos comenzaban a quedar sin agua, por tanto caminando comienzo a probar suerte en una pequeña playa con aun bastante presencia de agua, debido principalmente a la profundidad que tenia el cantil en la orilla, monto mi señuelo DUO Beachwalker 120md “Sardine Laser Especial”, al cabo de unos tiros, siento una gran parada en seco, comienza de a poco a robar línea, sintiendo al tan característico sonido de nuestros reel al batallar con estos lindos ejemplares, comienzo a trabajar este animal y que cada vez robaba mas línea, nadando directamente atrás de una gran roca, logro posicionarme y evitar el corte de la línea por abrasión a las rocas, logro frenar su carrera y comienzo a cobrarlo con mucha paciencia, manteniendo siempre la tensión, posteriormente con la ayuda de las olas logro cobrar este hermoso lenguado, arrojando posteriormente un peso de 5,5 de peso, que, lamentablemente en ese momento no me encontraba con cámara para documentar el momento, solamente queda documentado en la cámara de mi buen amigo Ricardo Arias.

Equipo utilizado:

Señuelos:

Ricardo Figueroa Vilches
Field Tester – Todo Pesca

¿Necesitas ayuda? Haz clic